PORTAL GASTRONÓMICO DE FERROLTERRA, EUME Y ORTEGAL

QUIENES SOMOS  |  INICIO

Casa Pena : 75 años de buena cocina en Moeche

La Voz de Galicia (25/09/2014)

El negocio fundado hace 75 años por Baldomero y Laura, abuelos de la actual propietaria y gerente, Laura Canosa, ha evolucionado sin perder el espíritu original: un producto de máxima calidad y un trato cercano y familiar. El bar y restaurante Casa Pena (el apellido del abuelo de Baldomero) va ya por la tercera generación. Tito y Fina, los padres de Laura, se hicieron cargo de la tienda (con una carnicería reconocida en la zona) y la casa de comidas (con alquiler de habitaciones) en los años 60.

La última representante de la saga familiar y su marido, Paco Moar, «gastrónomo aficionado», tomaron las riendas y acabaron cerrando la tienda y centrándose en la cocina y el bar. «Casa Pena ya era conocida por la carne y ese fue el camino que nosotros seguimos en el restaurante», cuentan. Desde hace unos 15 años ofrecen a sus clientes «vacuno mayor gallego, vaca y buey, de máxima calidad; siempre con animales de más de siete años, de más de 400 kilos de peso en canal (800 en vivo) y una maduración mínima en cámara de 45 días», explican. A comienzos del verano sorprendieron a sus clientes con chuletas y solomillos de un buey de 24 años, una pieza exclusiva criada en Cantabria.

Hasta hace 16 meses, cuando abrieron el restaurante Pé Franco, en A Coruña, Paco era el responsable de los fogones en Moeche. Ahora está al frente Susi Bacelo, que lleva 20 años en la casa. «Hacemos cocina de producto, de la abuela, sin disfrazar ni enmascarar, carne desnuda, con la sal aparte y confitada en su propia grasa», remarca Paco, coruñés. ¿La fórmula? «?Comprar lo mejor y no estropearlo?, como nos dice algún cliente». Y respeto exquisito a los puntos de cocción. Pescado salvaje, de temporada; caza, cerdo ibérico y porco celta, marisco (por pedido) y postres caseros, (salvo el helado, de un artesano italiano). ¿El secreto? Trabajo duro y pasión.

San Ramón. Moeche

Las carnes rojas (vaca y buey, de más de siete años), la empanada de zamburiñas, los callos (receta de la abuela), sin olvidar la caza o el pescado salvaje de temporada. Y una bodega con más de mil referencias

42 euros