PORTAL GASTRONÓMICO DE FERROLTERRA, EUME Y ORTEGAL

QUIENES SOMOS  |  INICIO

El Parador recupera el servicio de restaurante que suprimió hace dos años

Diario de Ferrol (19/04/2015)

El Parador de Turismo de Ferrol, que estuvo amenazado de cierre cuando hace dos años la cadena presentó un crudo plan de reestructuración, acaba de abrir un nuevo restaurante, el “Enxebre”. El establecimiento recupera así un servicio que se había suprimido en aquel momento de ajustes, con los mismos 20 trabajadores que se quedaron tras el recorte de plantilla. No hay datos, porque la empresa pública se niega a facilitarlos, sobre la ocupación del hotel.

El “Enxebre” es un nuevo espacio de restauración que ocupa un salón contiguo a la actual cafetería y tiene acceso directo desde la calle. El restaurante “A Fragata”, por su parte, seguirá sirviendo únicamente desayunos y comidas a los clientes del hotel, o bien banquetes concertados a grupos numerosos. En el recién inaugurado, más pequeño, se ofrece al público una carta con platos tradicionales de la gastronomía gallega en un ambiente informal.

Empanadas y postres caseros, pulpo á feira, pescados del día, tixolas de tortilla, raxo o carne ó caldeiro son algunos de los platos que se recogen en su carta de comidas.

El establecimiento está abierto todos los días de 13.00 a 16.00 y de 20.30 a 23.00 horas.

La decisión de poner de nuevo en marcha el servicio de restauración parece apuntar que el Parador de Ferrol habría superado la crisis que llevó a la cadena, a finales de 2012, a incluirlo en la lista de los siete establecimientos amenazados de cierre en toda España. No hay datos, sin embargo, que permitan corroborar tal afirmación.

Las últimas cifras que se conocen sobre la ocupación del Parador ferrolano, dependiente de la SEPI, son las que facilitó el Gobierno a raíz de una pregunta de la diputada socialista Paloma Rodríguez a finales del año 2013. Según esos datos, el establecimiento sufrió en 2012 un bajón en el volumen de pernoctaciones del 13% con respecto al año anterior, una tendencia que se produjo también, aunque algo más atenuada, en los servicios de restauración. Había entonces 27 trabajadores, que se quedaron en 20 tras la crisis de la que el Parador logró salvarse, como se recordará, tras las gestiones directas que realizó el alcalde de Ferrol, José Manuel Rey Varela, ante la presidenta de la cadena, Ángeles Alarcó, y después de un importante calendario de movilizaciones por parte de trabajadores y vecinos de la ciudad.

Como se recordará, el alcalde de Ferrol utilizó entonces, ante la amenaza de cierre, la baza de ofrecer a la empresa Paradores de Turismo el uso de los jardines públicos de San Francisco para situar allí una posible terraza, una opción que la cadena descartó hace tiempo, según la información recogida por este diario al respecto.

En la respuesta que el Gobierno facilitó al PSOE se facilitan datos también del primer semestre de 2013, en el que ya se había suprimido el servicio de restaurante y también se había reducido la plantilla, vía prejubilaciones, a los 20 trabajadores actuales. A tenor de los mismos la recuperación fue significativa y, de hecho, se superaron ampliamente las ventas de habitaciones y cubiertos que se habían realizado en el mismo período de tiempo dos años antes, en 2011.

En el conjunto de la cadena, la reestructuración que se puso en marcha a primeros de 2013 se llevó por delante 350 empleos y el cierre definitivo de un establecimiento, así como el parón temporal de otros nueve. El único que se cerró, el de Puerto Lumbreras (en Murcia) se convertirá ahora en un centro de innovación y transferencia de tecnología con una subvención de 4,5 millones de euros de fondos europeos Feder.

Aquel expediente de reestructuración supuso, también, la rebaja de las condiciones laborales de los empleados que, al menos en el Parador ferrolano, asumen mayor carga de trabajo.