PORTAL GASTRONÓMICO DE FERROLTERRA, EUME Y ORTEGAL

QUIENES SOMOS  |  INICIO

La pizzería El Cantegril se despide de la calle Dolores tras casi 28 años

La Voz de Galicia (23/08/2015)

* El mítico establecimiento ferrolano se traspasa a la calle San Francisco

En octubre de 1987, El Cantegril abría sus puertas en un pequeño local de la calle Dolores. Hace pocas semanas, sus dueños echaban la reja y se despedían del que, durante casi veintiocho años, ha sido su hogar.

El sabor de su cocina, y en especial de sus pizzas, convirtió a este pequeño restaurante en uno de los más queridos por los ferrolanos en los últimos tiempos.

Tras su éxito se encuentran María Beatriz, Marisa, Ramilo, su hermano, Eduardo Eddy Louzán, y su marido ya jubilado, Agustín Martínez.

Tras regresar de Uruguay, a donde la pareja emigró con sus familias y donde nació Eddy, trabajaron en varios establecimientos hosteleros de Ferrol hasta que por fin se decidieron a iniciar su propio negocio.

Los años han pasado pero Marisa todavía recuerda con cariño los momentos iniciales: «Los comienzos dan mucho miedo porque te invade la incertidumbre y desconoces si vas a contar con la aceptación del público pero también son una aventura emocionante».

Los mismos sentimientos que resurgen ahora con su traslado al número 16 de la calle San Francisco, pero con una ventaja: la práctica. «Nos tranquiliza saber que no empezamos de nuevo, la calidad de la comida es la misma y la experiencia es aún mayor», asegura Agustín.

Un factor que también les ayuda a soportar el duro trabajo de los «invisibles», nombre con el que hacen referencia al colectivo hostelero. En este aspecto, señalan que «la parte más negativa es el horario, algunos clientes llegan poco antes de que la cocina cierre y debes atenderlos igual, a veces no se dan cuenta de que, lo que para ellos es tiempo libre, para nosotros es un trabajo y en casa también nos espera nuestra familia».

No obstante, reconocen que se trata de un sector que también puede proporcionar grandes satisfacciones. Por ejemplo, «ver crecer a distintas generaciones de una familia que todavía continúan siendo clientes habituales del restaurante».

Después de tanto tiempo en un mismo local, resulta difícil escoger un solo momento que represente todo lo que han vivido entre sus fogones. Sin embargo, todos coinciden en que lo más bonito «ha sido ver cómo la gente valora el esfuerzo diario, como un marine que estuvo destinado en Ferrol hace unos años y regresó a la ciudad con la esperanza de que la comida no hubiese cambiado», relatan.

Los recuerdos se acumulan en la memoria pero las circunstancias económicas los obligan a trasladarse y ya solo tienen palabras de agradecimiento: «Han sido años muy felices e intensos, solo podemos estar agradecidos a los dueños de este inmueble y a los clientes por acompañarnos en nuestro camino durante todos estos años».

Con todo, esta nueva etapa los mantiene emocionados y expectantes por poder volver a la actividad lo más pronto posible, probablemente en una semana, ya que agosto es el mes «más importante del año» gracias al aumento del turismo y a las fiestas de la ciudad.

Los clientes pueden mantenerse informados de cualquier novedad a través de la página de Facebook del restaurante, donde publicarán información sobre el día y el acto de inauguración del nuevo inmueble.

A partir de ese momento, los ferrolanos podrán volver a disfrutar de las icónicas pizzas de El Cantegril aunque el número 32 de la calle Magdalena ya ha dicho adiós al que ha sido su más famoso inquilino.