PORTAL GASTRONÓMICO DE FERROLTERRA, EUME Y ORTEGAL

QUIENES SOMOS  |  INICIO

"La Cantina Río Covés", gastronomía local eumesa en un inmueble con historia

La Voz de Galicia (30/08/2015)

* La Cantina Río Covés, en el viejo estuario del río, alberga el restaurante que fue estanco, cantina y almacén de sal

«Las historias de las casas las crean las familias que viven en ellas», afirma Inmaculada Sánchez Leira, administradora y actual propietaria del restaurante eumés Cantina Río Covés al ser preguntada por el curioso pasado de su negocio. Y es que sus antepasados fundaron en el mismo emplazamiento del actual local una casa en 1920, dedicada a este sector. A la vuelta del abuelo emigrado a Cuba, el trazado de la nueva carretera -la AC-144- provocó que este se dedicara a la construcción de barcos al otro lado del vial. Así, del antiguo varadero del Covés saldría el último vapor botado por el abuelo, el Dos Amigos, donde años más tarde sus hijos construirían sobre los pilares de sus galpones de trabajo un inmueble que durante cincuenta años fue estanco,cantina y almacén de sal.

«Mis hermanos y yo somos la tercera generación que vivió aquí y tanto nuestros padres como nuestros abuelos quisieron que saliésemos de este lugar, que tuviésemos una educación, una carrera? Y así lo hicimos. En 1998 yo ya trabajaba como abogada y la casa comenzó a caerse. El ver desmoronarse cincuenta años de lucha de mis padres y el lugar donde había tenido una infancia tan feliz me dolió y busqué una solución», explica Sánchez Leira. De este modo, la actual propietaria se acogió a un programa de desarrollo europeo rural en el Eume que le permitió rehabilitar la casa de sus padres para convertirla en lo que es a día de hoy la Cantina Río Covés. Una tarea que según señala no fue fácil ya que es una casa catalogada y protegida por patrimonio: «Tardamos tres años en conseguir un permiso para arreglar el tejado. Hasta una reparación de simple mantenimiento requiere una autorización y eso es algo que desgasta y que te quita tiempo que podrías dedicar a mejorar otros aspectos», dijo.

Gestión en el rural
Asimismo, implantar un sistema de gestión en el marco del rural tampoco fue sencillo: «Conseguir cumplir los horarios o que los transportes llegasen en condiciones era misión imposible, me decían que no podía venir con exigencias, que esto no era el casco histórico», recuerda.

De la casa originaria se conserva el comedor -antiguo almacén de salinas- ya que la reparación del edificio se realizó según se había proyectado en 1948. Otro de los aspectos que quiso conservar la familia fue la gastronomía: «Deseábamos recuperar platos tradicionales de la zona como la costrada, cuya receta de mi madre fusionamos con la de una vecina de Pontedeume, las sardiñas lañadas o los parrochos de fume. Todo ello sin olvidar adaptarnos a la temporada y a las necesidades de nuestros clientes», señala. Un saber hacer que en el año 2006 le otorgó a este restaurante la primera Q de calidad de Galicia.